Acceso Usuarios

El lenguaje del educador es de la máxima importancia pues es el vehículo con el que llega el contenido, es el cauce hasta nuestro interlocutor.

¿Qué sucede cuando hablamos?

Al estudiar la laringe constatamos que sus funciones la relacionan con el conjunto del cuerpo. Al hablar, surgen sonidos que exteriorizan nuestra disposición, el estado de ánimo, los afanes. Nuestros gestos y expresiones exteriorizan nuestros pensamientos y sentimientos, pero además nuestras palabras también «desatan» una imagen. Por ejemplo: cuando describimos o relatamos algo, o cuando cantamos, provocamos que el niño se forme una imagen. Las vibraciones que transportan las palabras pronunciadas, determinan la forma de esa imagen.

¿Cuál es nuestra realidad interior en el momento en que nos dirigimos hacia alguien?

Reconociendo las limitaciones y talentos que cualquiera tenemos, las palabras se vuelven alas con las que nos damos coraje mutuamente. El vivo interés que late en el trasfondo de todo educador cundo se dirije al niño no es despertar en éste reacciones bipolares sino transmitir la atención inteligente; intentamos crear un flujo de motivación entre personas, pues en ese fluir el niño aprende practicamente sin darse cuenta.

¿No será nuestra consciencia lo más significativo que aportamos al hablar con un niño? 

 

Las palabras son como las carreteras por donde circula lo que queremos expresar.
¡Ojalá que nuestro lenguaje pueda transmitir a los niños la confianza y la claridad, con la que un día ellos hablarán!

“La música es la puerta de entrada a un mundo más elevado de conocimiento”

Ludwig van Beethoven;

 

El dibujo de formas prepara al niño para escribir las letras. También sirven para ese mismo propósito el movimiento que hacemos en grupo (siguiendo un patrón de gestos a la vez que cantamos, o deslizándonos juntos como una cometa o un tren), y es importante jugar con ritmos, dedicándoles regularmente un tiempo. En definitiva, se trata de vivir procesos de movimiento: las formas son las huellas que deja el movimiento.

Dentro del ciclo Mirando la educación con ojos nuevos el día 27 se realizo el taller “La relación entre el dibujo de formas y la lecto-escritura” donde Eva Ortiz nos estuvo hablando de cómo se desarrolla la clase principal en el ciclo de primaria. Hacemos un breve repaso de lo que allí apreendimos y experimentamos.

El 28 de enero, estaremos en CIEM Torre Delicias.

Contaremos cómo lo hemos puesto en marcha, cómo funciona la escuela, cómo son sus profesores y sobre todo, qué beneficios tienen sus alumnos.

En este mes de enero, como ya habréis notado, el tema del ciclo es el lenguaje.
Esperamos que «salgan a flote» preguntas que nos hacemos alguna vez sobre la práctica del lenguaje, sobre las rimas y los corros en el léxico del niño. ¿Os habéis preguntado qué sucede cuando intentamos ver y escuchar a la vez que coordinamos un movimiento con los dedos?

Siguiendo con el ciclo Mirando la educación con ojos nuevos nos acercamos a la palabra y el movimiento a través de la experiencia que nos trae a Zaragoza Tamara Chubarovsky.

El programa para los días 30 y 31 de enero se llevarán a cabo en el Centro Joaquín Roncal. Y está organizado por la Red Madres de Día de Aragón y escuela Waldorf O Farol de Zaragoza. 

Arranca el ciclo de eventos: "M i r a n d o l a e d u c a c i ó n c o n o j o s n u e v o s".

El ciclo se compone de una serie de eventos en torno a la educación y a los procesos evolutivos del niño.

La asociación O Farol pone a disposición de los padres y profesionales interesados los por qué, los cómo y los para qué de la educación waldorf.
Los asistentes podrán probar la práctica de este enfoque educativo y, si lo desean, llevarse consigo elementos aplicables en casa, en el aula, etc.El niño es un misterio, es un ser distinto del adulto.

Con la Espiral iniciamos el tiempo de adviento, tiempo que compartimos en nuestro Mercadillo del domingo 30. Y vamos preparando  esta época con los talleres de calendarios y coronas de adviento que tendremos este día. Tendremos otros momentos para compartir en este encuentro de O Farol con todos aquellos que quieran acercarse a nuestro proyecto.

En la época más oscura del año, cuando los días son cortos y la vida tiene lugar sobre todo en el interior, nada tiene de extraño añorar la luz, que regrese el sol trayendo nueva vida.

“Es época de preparativos navideños, el otoño avanza, junto con la oscuridad. La luz juega un papel importante, la de las velas, pequeñas lamparas, y por supuesto la luz interior de cada uno de nosotros, de los niños y niñas. Guiados por esa luz y los adornos que confeccionamos en esta época en O Farol (coronas, calendarios de Adviento, velas, ...) caminamos hacia la Navidad.
“Los niños y niñas de O Farol nos contagian su ilusión por la próxima Navidad y nos animan un año más a celebrar este mercadillo en el que nos importa sobre todo encontrarnos.”
“Imprégnate de la magia de la educación Waldorf y comparte este tiempo con nosotros.”